La transmisión automática es aquella que permite elegir las velocidades sin necesidad de que el conductor pise el clutch o tenga alguna intervención. El cambio de marca de una a otra se hace de acuerdo con la velocidad del vehículo y el giro del motor. Por lo tanto, la palanca de cambios no es necesaria, tan solo con pisar el acelerador puedes cambiar de velocidad cuando el motor cambie de revoluciones.

 

Para la ciudad suele ser más cómoda, sin embargo, un auto con transmisión automática es más caro normalmente, además de que utiliza más gasolina. Cada año, de acuerdo con el uso que le des al carro, debes de revisar la transmisión. Si tu auto presenta una fuga de aceite o los cambios de velocidad son bruscos te invitamos a revisarlo antes. Para recibir atención de parte de expertos contacta a IMA Automotriz. Estamos a tu servicio.